Make your own free website on Tripod.com

Toda esta información tiene derechos de autor por parte de la Universidad donde se presentó el examen profesional, usarla puede acarrear actos de piratería y fraude académico.


LA CULTURA DEL VINO EN LA CIUDAD DE MÉXICO

CAPITULO 4. RECOMENDACIONES PARA EL FOMENTO DE LA CULTURA DEL VINO EN MÉXICO.

La evolución de la presente investigación ha sido en el sentido de reconocer los elementos fundamentales en la fabricación del vino (capitulo uno) y posteriormente saber los conceptos básicos de la cultura del vino (capitulo 2) y por medio de una serie de entrevistas y encuestas se obtuvieron datos que permitirán hacer varias recomendaciones para fomentar la cultura vinícola.

Los resultados mostrados en el capitulo anterior nos dieron algunas respuestas a situaciones que afectan el desarrollo de la cultura del vino en nuestra sociedad. Por ello dividimos las recomendaciones de manera natural, para así, involucrar sólo elementos propios de cada situación en particular.

La primera recomendación será dentro del área de la publicidad, los datos obtenidos nos dieron cuenta de la nula existencia de la misma dentro de los restaurantes donde se expende vino de calidad. Por ello en algunos casos se desconocen las propiedades de beneficio a la salud y se resume su consumo a reuniones o festividades.

La segunda recomendación gira en torno a la manera en que se puede montar una exposición vinícola para promocionar su consumo. Esto es importante porque la industria del vino en todo el país puede mostrar sus productos ante un público más amplio y no limitado a un local cerrado con altos costos al consumir.

La tercera recomendación surge de la solicitud de algunos comensales y responsables de cavas que las compañías dedicadas a fabricar vino, muestren sus procesos al realizar visitas y degustaciones dentro de la misma bodega donde se encuentran las barricas. Al encontrarse dentro de una franja exclusiva del norte de nuestro país, sólo se beneficiarían quienes vivan cerca o deseen ir hasta aquella parte, por ello las exposiciones se convierten en el punto de encuentro con los grandes públicos.

La cuarta recomendación gira en torno a fortalecer los planes de estudio de las carreras de Gastronomía y Turismo, tanto a nivel medio superior o dentro de las licenciaturas con ese perfil. Se deben de incluir materias para que las ideas vinícolas sean introducidas a los estudiantes y después invitar a los comensales hacerlo.

4.1 PUBLICIDAD

La intención de la publicidad es enviar un mensaje que sea captado por un público y éste a su vez sea persuadido de realizar el contenido del mismo, ser persuadido para comprar o aceptar una idea o producto. "La publicidad es comunicación pagada, no personal, que por conducto de los diversos medios publicitarios hacen empresas comerciales, organizaciones no lucrativas, o individuos relacionados con el mensaje publicitario".

En nuestro caso debemos de construir el mensaje publicitario de manera que podamos persuadir a un sector de la sociedad a consumir vino, pero quitando la idea de que solamente para una reunión o festividad puede ser consumido, sin saber que puede ser saludable.

La publicidad al ser una herramienta de comunicación de la mercadotecnia debe de tener determinadas funciones o tareas al ser integradas, sin una correcta articulación de los objetivos no será posible hacer llegar el mensaje de manera adecuada. El mensaje publicitario debe tener al menos tres niveles de penetración: "recepción, comprensión e impresión".

Al ser una herramienta de la mercadotecnia, la publicidad, tiene objetivos claros. Se comprometen objetivos al realizar tareas donde se obtengan metas trazadas con anterioridad. Cabría recordar que son diferentes las metas publicitarias que las mercadotécnicas, unas intentan posicionar un producto o servicio y las otras incrementar los niveles de venta sobre lo mismo.

Las metas siempre van enfocadas a mejorar la actitud del público hacia ese producto o servicio y es evidente comparar la aceptación con las ventas. "es evidente que aún las corporaciones sofisticadas con frecuencia confunden las metas de mercadotecnia con las publicitarias".

Aquí es importante considerar la importancia de crear una estrategia que nos permita desarrollar la idea del mensaje para que sea recibida y comprendida por el público. Todo con el objetivo de cambiar la actitud hacia nuestro producto o servicio. Para ello la estrategia publicitaria debe ser rigurosamente planeada y estructurada antes de llevarla a cabo.

La estructuración de la estrategia debe ser rigurosa y tener cuidado en la proposición de metas y objetivos para saber como se integrará el mensaje de manera final. "La estrategia se convierte en una guía, en un mapa de carreteras. Y ninguna persona pensante, imaginativa y creativa rechazará este tipo de información y de ayuda".

Para avanzar en la estrategia publicitaria es necesario ubicar los problemas con los cuales nos podemos encontrar al avanzar en nuestro proceso de mercadotecnia. Los obstáculos se pueden presentar pero pueden ser prevenidos para ser resueltos de manera correcta y adecuada, en tiempo y forma sin afectar la estrategia de publicidad.

Dentro de la estrategia hay un apartado básico para construirla: la investigación del mercado. De ésta manera las personas involucradas con el producto o servicio responden preguntas y se obtienen datos que permiten construir una correcta estrategia. Cabría señalar que los resultados del capitulo 3 serían la base para construir nuestras recomendaciones vinícolas.

Es un hecho que en nuestra investigación de campo encontramos la situación del desconocimiento social de las propiedades curativas y de prevención de enfermedades que puede tener el vino; se le asocia más con las reuniones y festividades que con la salud. Asimismo el vino no se consume junto a una buena comida sino es en una ocasión especial, sin saber que los alimentos son degustados de mejor manera con una buena botella de vino.

4.1.1 OBJETIVOS DE LA ESTRATEGIA PUBLICITARIA

La investigación de campo realizada y detallada en el capitulo tres nos da las bases suficientes para reconocer los elementos que han fallado en la promoción de la cultura del vino.

Recordemos que estuvo dirigida a dos niveles, primero a quienes son responsables de elaborar las cartas de vinos y mantener las cavas en restaurantes de la Ciudad de México, ahí se seleccionaron comensales quienes contestaron los cuestionarios al igual que los responsables.

4.1.1.1 OBJETIVOS GENERALES

 

1.- Fomentar el consumo de vino al resaltar sus propiedades curativas y de prevención de enfermedades para cambiar la perspectiva social de consumirlo solo en reuniones o festividades.

2.- Fomentar el consumo de vino mexicano al resaltar su calidad como producto mexicano para aumentar su uso como bebida alcohólica que mejora la degustación de los alimentos y aumentar su venta respecto a vinos extranjeros y otros licores.

4.1.1.2 OBJETIVOS PARTICULARES

1.- Dar a conocer las propiedades curativas del vino, tales como el funcionar como antioxidante de la piel, la ayuda que le proporciona a la digestión, así como la destrucción del colesterol y por lo tanto previene enfermedades cardiovasculares.

2.- Mostrar que una botella de vino mexicano en una mesa donde se realiza una comida normal puede ser benéfico para la familia y por lo tanto para el país al consumir productos mexicanos.

4.1.2 METAS DE LA ESTRATEGIA PUBLICITARIA

Antes de comenzar debemos decir que no buscamos metas mercadotécnicas, porque simplemente no buscamos elevar las ventas, sino lo único que buscamos es publicitar los elementos que pudiesen propiciar el aumento en el consumo del vino para crear una cultura en torno a él.

Las metas publicitarias son claras y deben girar en torno a la idea de la salud y las propiedades curativas de la bebida vinícola y los objetivos nos marcan la redacción de las metas y su estructura.

Propagar  la idea que el vino tiene propiedades curativas y de prevención de enfermedades relacionadas al corazón para aumentar su consumo en sectores de la población que no lo hacen de manera cotidiana.

 

Relacionar el consumo de vino mexicano con diferentes tipos de comida y unirlo al beneficio de su consumo diario para aumentar los principios de una cultura de bebida benéfica para la salud y para la economía mexicana.

4.1.3 ESLÓGANES DE LA ESTRATEGIA

Al tener dos diferentes objetivos y metas deberán ser, por lo tanto, dos diferentes tipos de mensajes. Cada uno de ellos tiene su propia estructura y si se piensa en lanzarlo a través de una campaña nacional en diferentes medios; entonces deberán ser dos eslóganes, uno por cada mensaje.

En el primer caso tomamos en cuenta la unión que debemos hacer entre el concepto salud y la bebida alcohólica, para remarcar sus beneficios.

"El vino y la salud: la pareja perfecta".

"Estar saludable y tomar vino, no son cosas diferentes".

"un vaso de vino al día = piel tersa y cuerpo sano ".

En el segundo caso las palabras clave son: Vinos mexicanos, comida sabrosa y rica y beneficios saludables.

"Seleccionar un vino mexicano a la hora de la comida es saludable para la familia".

"Los vinos mexicanos son saludables para la familia mexicana".

Tinto para la carne roja, Blanco para el pollo y pescado, el vino para la salud del mexicano".

Loa anteriores lemas publicitarios pueden ser la base para conformar una campaña publicitaria de grandes proporciones en los medios impresos y electrónicos para aumentar el consumo del vino para beneficio de la salud de la población en general.

Los mensajes son articulados dependiendo del medio por el cual serán transmitidos, no es lo mismo una campaña en radio que una en cualquier medio impreso, sí la televisión es incluida será necesario más dinero y otra estructura diferente.

Por ello, dependiendo donde se piense difundir la campaña publicitaria, entonces se podrá saber con certeza la manera en como se deberán escribir y estructurar los mensajes que difundirán los elementos básicos de la cultura del vino.

4.2 EXPOSICIONES DE LA INDUSTRIA VINÍCOLA

La segunda recomendación gira en torno a la realización de exposiciones donde los diferentes miembros de la industria vinícola puedan mostrar sus diferentes productos para que sean conocidos por un público en específico. Sí estas exposiciones son abiertas al público en general (como es la idea) entonces la difusión de la cultura del vino será a gran escala dentro de la Ciudad de México.

Una exposición es considerada como un gran espacio dividido en pequeños espacios que pueden ser rentados y donde, en cada uno de ellos, los miembros de la industria vinícola pueden exhibir sus productos. A éstos espacios se les conoce como stands y es ahí donde se establece una pequeña sucursal del exhibidor en cuestión.

En la Ciudad de México existe una expansión de las ferias, exposiciones y muestras de diferentes industrias que organizan sus eventos para promocionarse de manera masiva, basta por poner los ejemplos de "las exposiciones comerciales y las Ferias de Muestras. Cada año, y a veces en dos ocasiones, fabricante, suministradores, agentes y cualquier género de servicios" realizan su propia Expo o muestra.

Las exposiciones son lugares donde se reúnen los canales de distribución directa del mensaje sobre el producto o servicio, además de venderlo a iqueña o gran escala. La concentración de gente interesada en el tema hace que la información llegue de manera frontal al sector al cual se quiere influenciar, en este caso a los interesados en la cultura del vino.

La exposición permite concentrar al mismo momento las tres ventajas al ofrecer un producto o servicio: "lugar, propiedad y tiempo". Las exposiciones se convierten en lugares ideales para hacer llegar los bienes desde la producción hasta las manos del consumidor.

Se convierte una ventaja porque en un solo lugar el cliente puede localizar las diferentes variantes sobre un tema en específico, en el caso de la cultura del vino se reunirían en un gran espacio los fabricantes, distribuidores, restaurantes, grandes y pequeñas tiendas, distribuidores de accesorios necesarios para disfrutar una botella de vino.

La ventaja de propiedad consiste en que el público puede acceder directamente al producto. Si hay un gusto y la capacidad de compra lo permite, será posible obtenerlo de inmediato. Esto es importante debido a que se evaden los intermediarios, el producto vende al menudeo o al mayoreo generando tratos comerciales en directo.

Al concentrarse en un solo espacio todos o una gran mayoría de distribuidores o empresas interesas en el área vinícola, entonces el público obtiene la ventaja del tiempo, porque, en sólo una parte del día se pueden conocer todas las variantes que puede haber en una cultura como la del vino.

Es importante saber en cual época del año se debe de realizar el montaje de la exposición. Ello esta incluido dentro de la estrategia publicitaria a seguir. No es lo mismo un momento donde las personas asistentes se encuentren agobiados económicamente. Por ejemplo, en agosto y septiembre se deben de comprar útiles escolares o en enero y febrero los gastos del mes de diciembre apenas han sido asimilados; por el contrario en la época prenavideña es posible porque la gente busca bebidas alcohólicas y es buen momento para dar a conocer los beneficios del vino.

La exposición es considerada fundamental debido a que es lugar por excelencia para la promoción de un producto o servicio. "Al mercado hay que hablarle sobre el producto y hay que enseñarle por qué hay que comprarlo".

La intención será siempre cambiar la actitud del público respecto a cierto producto o servicio. La promoción le permitirá obtener la información sobre el producto de una manera adecuada y directa, durante la exposición se proporciona en la mano del cliente.

Existen dos materiales diferentes de hacer promoción, por un lado tenemos los materiales promocionales del producto o servicio, como gorras, playeras, pines, encendedores, cuadernos, plumas y un largo etcétera por delante. Pero la más importante es la información completa y así poder comparar para comprar u obtener un producto mejor o adaptado a nuestras características personales.

Los materiales promocionales son muy apreciados por la razón de ser artículos de uso diario y la gente los utiliza cotidianamente. Incluso las prendas de ropa pueden considerados como publicidad ambulante; una pluma o un cuaderno al ser usados de manera diaria, recuerdan el producto al momento de utilizarlos.

Sin embargo tienen una característica en contra, sólo es posible promocionar el logotipo o idea central de la estrategia, es necesario mostrar más información para que haya un punto de comparación. Para lograr los objetivos de nuestra estrategia publicitaria es necesario proporcionar más información.

Por ello se debe optar por la segunda opción de promoción, se debe de proporcionar una cantidad de información suficiente que haga saber, por un lado, que el vino previene enfermedades y tiene propiedades curativas; una segunda vertiente debe fortalecer a los vinos mexicanos para posicionarlos por arriba de los importados u otras bebidas alcohólicas.

Siendo real la posibilidad de montar una exposición vinícola se debe de hacer un pequeño estudio sobre la situación de la industria para saber a que participantes convocar de manera directa y saber la magnitud de la exposición y tomar las decisiones conducentes.

4.2.1 PROPUESTA PARA EXPOSICIÓN SOBRE LA CULTURA DEL VINO.

Realizar una exposición sobre la cultura del vino que tenga como finalidad mostrar el abanico de productos mexicanos sobre el tema. Debido a que sería una situación novedosa la propuesta es modesta, no intentamos hacerla muy grande de tamaño, sino solamente convocar a los productos y distribuidores más importantes para lograr una gran convocatoria de publico.

Es importante señalar que los productores y distribuidores deben hacer el compromiso de proporcionar material promocional a grandes cantidades para atraer público, esto incluye degustaciones gratuitas y precios económicos para que haya una venta alta a nivel minorista. Esto es fundamental porque el objetivo es fomentar la cultura del vino y es el único camino con la situación económica que vive el país.

La exposición debe incluir dos ambientes diferentes, en primer lugar el centro de la exposición y donde se encuentran ubicados los stands; será ahí donde se realicen las actividades comerciales y de promoción. En segundo lugar, deberá haber un espacio donde se realicen pequeños cursos o conferencias sobre los elementos de la cultura del vino.

De ésta manera el público en general tendrá la opción de recorrer la muestra y realizar alguna compra en particular y por el otro lado se conforma un foro donde se exponen los principales beneficios del vino, así como conocer aspectos sobre la fabricación del vino o sobre el proceso de cata de una o varias cosechas. Las dos cosas se combinan, por un lado se obtienen los conocimientos básicos sobre la cultura vinícola y así poder hacer las compras a partir de la información proporcionada durante los cursos o conferencias.

La exposición deberá ser integrada por veinticuatro stands divididos de la siguiente manera: Cuatro espacios para fabricantes y embotelladores de vino, Cuatro más para los distribuidores de cajas y botellas, Otros cuatro para los restaurantes donde haya carta y cava de vinos y otros cuatro para distribuidores de accesorios para servir el vino y construir cavas (2 espacios), un espacio para el Club del Vino de la Ciudad de México y un último para la Secretaría de Salud que sería el más importante, ahí proporcionaría toda la información medica y científica sobre los beneficios del vino.

Los 24 stands se colocarían en un amplio espacio donde la gente pueda recorrer con tiempo y amplitud para evitar aglomeraciones, también será considerado el lugar para los expositores y su equipo y materiales básicos para la exposición. A todo ello hay que agregar el espacio para el foro donde debe haber sillas suficientes así como un pequeño equipo de sonido con micrófonos y la mesa central o podio.

La promoción debe girar siempre en torno a os beneficios médicos del vino y sus diferentes variedades. Por ello la presencia de la autoridad en materia de salud dentro de la exposición y que sean ellos los que proporcionen la información para evitar confusiones. En el otro lado tenemos la presencia de productos mexicanos para que puedan reconocerlo y probarlos, para fomentar su consumo por el bien de la cultura vinícola. Además de recordar la calidad de los vino y productos hechos en el país.

4.2.2 DISEÑO DE LA EXPOSICIÓN VINÍCOLA

La exposición deberá estar dividida en dos espacios lo suficientemente grandes para albergar por un lado 24 stands y los pasillos por donde habrá circulación de gente; el siguiente salón deberá permitir al menos 30 personas sentadas, un pequeño equipo de sonido y una mesa central o podio para el conferencista.

El stand se convertirá en el lugar donde los participantes podrán montar sus productos y servicios, se convierte casi en una pequeña sucursal, por ello de su importancia en el diseño de sus elementos. "la unidad estándar de una exposición es de 100 pies cuadrados (9 metros cuadrados), en algunos eventos hay una estandarización de las áreas donde solo existen 8 pies (2.4 metros) de profundidad".

Esto nos obliga a dividir el área para la muestra en 24 espacios de 3 por 3 metros, pero por cuestiones de utilidad y costos, deberán ser de 2.44 por 2.44 metros. Lo anterior se debe al corte de la madera que es de esa medida. Si algún cliente desea alquilar más espacio deberá ser contemplado antes de diseñar el espacio.

Es necesario advertir la necesidad de crear pasillos amplios por donde las personas puedan circular sin chocar o que se generen aglomeraciones molestas para los clientes o asistentes al evento. También la amplitud permitirá una visualización de los stands, mismos que deberán observar un diseño artístico.

PLANO PARA LA EXHIBICIÓN VINÍCOLA.

PLANO PARA EL SALÓN DEL FORO

Se incluye el plano del salón del foro, será necesario que al menos 30 personas se encuentren cómodamente sentadas, para que se desarrollen en ese lugar, las conferencias y en su caso, algún curso. Se debe de tomar en cuenta que tal vez sea necesario colocar una pantalla para proyectar acetatos o videos, inclusive el equipo necesario para hacerlo; pero lo anterior debe ser pactado directamente con los conferencistas.

El stand es la imagen del expositor, por ello el diseño del mismo debe tener la calidad necesaria para el evento. Los aproximadamente seis metros de área de exhibición deben ser aprovechados al máximo, "algunos usuarios de pequeños espacios aprovechan la pared posterior, creando repisas y apilando mercancía en ellas".

La mayoría de los usuarios utilizan, para su diseño, paneles de 1.22 por 2.44 metros donde se realizan los dibujos, se montan las imágenes y logotipos para colocar dentro del stand. Este proceso ahorra tiempo en el montaje, se realizan afuera y se colocan el día de entrega del espacio. "Un número grande de fabricantes produce por si mismo sus paneles, de un material parecido al plástico o cualquier otro".

PLANO PARA UN STAND

La entrega de los espacios deberá ser por lo menos el día anterior a la apertura de la exposición, siempre y cuando, los stands se encuentren montados por la compañía que renta los salones. Sí esto no es así, el organizador deberá montar los stands con anterioridad a la fecha anterior. Todos los stands deberán contar con una conexión eléctrica que permita conectar aparatos electrónicos o sistemas de iluminación para ambientación.

La invitación de los expositores deberá ser de manera directa para conocer cuantos podrían ser, dependiendo de eso hacer la contratación de espacios para su posterior promoción al realizar los elementos publicitarios necesarios y colocarlos a la vista del público en general.

4.3 FORTALECER LOS PROGRAMAS DE ESTUDIO EN LAS CARRERAS DE GASTRONOMÍA Y TURISMO.

La oferta educativa en la Ciudad de México es variada, los niveles medio superior (bachillerato) y superior (Universidades y Facultades) ofrecen una gama de carreras muy importante. Un plan de estudios solicitado con mucha frecuencia es el bachillerato técnico, donde se obtiene un titulo que permite ejercer una profesión; una opción con mucha demanda se encuentran las especialidades hoteleras y de turismo.

Existen escuelas muy importantes que proporcionan una instrucción profesional dentro de las artes del turismo. Nuestro país tiene una gran gama de posibilidades para el turismo nacional e internacional y es necesario capacitar personas que satisfagan los intereses de la industria. Ahora, la oferta sobre las carreras ligadas al área no incluye materias relacionadas la cultura del vino, sólo se llevan materias relacionadas a todo tipo de bebidas.

En el nivel superior la oferta también incluye varias opciones, desde la Licenciatura en Turismo impartida por el Instituto Politécnico Nacional hasta la Administración de Empresas Hoteleras. Aunque es claro que, el perfil de un estudiante de Licenciatura es para instruirse en un nivel de administrador y gerencial, mientras que los Técnicos son las personas operativas de los hechos. En los dos casos hay una omisión en cuanto a materias relacionadas con el consumo del vino.

Existe otra carrera a nivel Licenciatura donde es necesario conocer sobre la cultura del vino y por lo menos su relación con los alimentos: La Gastronomía. En nuestro país es una carrera de reciente creación, anteriormente existían cursos y diplomados de excelente presentación, pero daban un titulo profesional.

Aunque son pocas las universidades que imparten la carrera, como el Claustro de Sor Juana y el Colegio Superior de Gastronomía, todavía no hay una cultura tan extensa como en Francia o Italia. Aún así si nuestro objetivo es fomentar el consumo de vino y su aspecto cultural, es este terreno al que debemos de atacar.

Las dos carreras son importantes para la cultura mexicana, el turismo permite introducir a los visitantes a un mundo de conocimientos sobre nuestras raíces y nuestros productos. La gastronomía es fundamental para la comida mexicana que tanto reconocimiento tiene a nivel mundial. Ahí es donde hay que inculcar los conocimientos relacionados a los vinos mexicanos.

También existen varios cursos, así como diplomados impartidos por institutos y academias reconocidas, pero ninguno es relacionado con la cultura vinícola. Más bien se enfocan a temas administrativos o a situaciones especializadas, sin tocar la cultura del vino. Exceptuando a los cursos de la Universidad Iberoamericana campus Santa Fe, en la Ciudad de México, donde se analiza todo el proceso de fabricación y cata de los vinos.

La propuesta es introducir en los planes de estudios de las carreras técnicas y a nivel licenciatura de materias relacionadas a la cultura del vino. En la actualidad se reduce a temas dentro de una materia relacionada las bebidas en general, debiendo ser una fuente impulsora de la industria vinícola mexicana.

4.3.1 PROPUESTA DE MATERIAS PARA NIVEL MEDIO SUPERIOR Y LICENCIATURA.

Para efectos de esta recomendación reconocemos de antemano los niveles de los alumnos que tomarán estos cursos, sabemos que pueden ser de bachillerato o de licenciatura, aún así los cursos están diseñados para ambos y de esta manera tendrán los conocimientos básicos sobre la cultura del vino.

Los cursos propuestos son: Introducción a la Vinicultura y el Curso de Cata. Integrando a los planes de estudio de las dos carreras estos cursos el alumno tendrá la capacidad de reconocer los diferentes vinos y hacer las recomendaciones adecuadas a los clientes a quienes proporcione el servicio.

La Introducción a la Vinicultura es para que el alumno reconozca los elementos principales del proceso para elaborar el vino y reconocer las diferentes variedades tanto de uva como de vinos, así como la procedencia de ciertos vinos para combinarlos con ciertos alimentos. Digamos que es la base de los conocimientos culturales del vino y su consumo.

El curso de cata fundamentará los conocimientos adquiridos en el curso anterior y mejorar su análisis sensorial de una copa de vino. Cuando el alumno ponga en práctica estos conocimientos proporcionará información y fomentará el consumo de vino dentro de la sociedad mexicana.

4.3.1.1 CURSO INTRODUCCIÓN A LA VINICULTURA.

Como el mismo nombre nos lo indica es la materia introductora los conocimientos vinícolas, aquí se fundamenta el proceso para reconocer los vinos y sus sabores. La intención de ésta materia es ubicar el proceso del vino hasta ser embotellado.

OBJETIVOS DEL CURSO

           OBJETIVOS GENERALES:

Aprender el proceso de elaboración del vino para conocer sus propiedades al analizar la uva, sus variedades, proceso y embotellado.

Analizar las diferentes variedades de uva y sus variedades para reconocer los varietales de vino, especialmente las mexicanas, al comparar los diferentes procesos vinícolas.

OBJETIVOS PARTICULARES.

Reconocer las diferencias entre la uva y la vid al repasar los elementos históricos y la situación actual para tener una visión moderna del vino y su cultura.

Ubicar las diferentes variedades de uva existentes al saber sus lugares de siembra para conocer los tiempos y maneras de su cosecha. Poniendo énfasis en la franja del Valle de Guadalupe en México.

Conocer como se fabrican los diferentes varietales de vino existentes al reconocer su proceso de elaboración para saber como es el proceso de envejecimiento en las barricas y bodegas. Principalmente los elaborados en el país.

Ubicar el proceso de extracción del vino de las barricas para ser embotellado al conocer el proceso necesario para etiquetarlo, empacarlo y distribuirlo.

Analizar la propiedad curativas y de prevención de enfermedades del vino al comprender los elementos científicos que sostienen la teoría para poder fomentar la bebida como una situación saludable.

TEMARIO

INTRODUCCIÓN A LA VINICULTURA.

1.- LA UVA Y EL VINO

1.1 La uva y la vid

1.2 Historia del vino

1.3 La vid y sus variedades

1.4 La siembra y cosecha de la vid

2.- ELABORACIÓN Y CLASIFICACIÓN DE LOS VINOS.

2.1 Vinos tintos

2.2 Vinos Blancos

2.3 Vinos Rosados

2.4 Vinos Generosos y Espumosos

2.5 Criaderos y barricas

2.6 Embotellado y etiquetado

3.- CONSUMO DE VINOS.

3.1 Almacenamiento y cuidado de los vinos

3.2 Maridaje entre alimentos y vinos.

3.3 Propiedades curativas y de prevención de enfermedades del vino

3.4 La salud y el vino

3.5 Consejos generales para disfrutar el vino.

La bibliografía necesaria para desarrollar el presente temario sería la misma que acompaña la presente investigación. De hecho este curso introductoria es para conocer lo elementos básicos de la cultura del vino y poder fomentarlos dentro de la sociedad mexicana.

4.3.1.2 CURSO DE CATA DE VINOS

Este curso tiene como objetivo reconocer los procesos para lograr un análisis sensorial de los diferentes vinos de una manera acertada y correcta. Se vuelve una situación de avance profesional, ya que permite un alumno realizar prácticas y convertirse en un especialista.

OBJETIVOS DEL CURSO

OBJETIVOS GENERALES

Preparar los sentidos del gusto, olfato y vista para lograr reconocer la calidad del vino al sentirlo y saborearlo.

Realizar las degustaciones necesarias para lograr acostumbrar al paladar a saborearlo para tener mayor capacidad de cata.

OBJETIVOS PARTICULARES.

Aprender a degustar vino al reconocer cada uno de los sentidos que participan para hacer un análisis sensorial de la bebida.

Categorizar los elementos participantes al realizar la prueba con el sentido de la vista al observar los colores y limpieza para reconocer el buen vino con la vista.

Ubicar las etapas de la cata olfativa al analizar el carácter aromático para realziar una clasificación de los aromas.

Entender el proceso para paladear y degustar un trago de vino al removerlo dentro de la boca para extraer todo el sabor y disfrutar el retrogusto que deja en el paladar

Realizar una práctica final para poder degustar varios vinos al utilizar las técnicas de cata del vino.

 

TEMARIO

CURSO DE CATA

1.- Introducción a la cata

1.1 Sentido del gusto

1.2 Sentido del olfato

1.3 Sentido de la vista

1.4 El vino y los sentidos (análisis sensorial)

2.- Fase visual de la cata

2.1 Limpidez y Brillantez

2.2 Color

2.3 Fluidez

2.4 Efervescencia

3.- Fase olfativa de la cata

3.1 Etapas de la fase olfativa

3.2 Carácter aromático

3.3 Clasificación de los aromas

4.- Fase gustativa

4.1 Ataque

4.2 Evolución

4.3 Postgusto

4.4 Práctica final

 

Igual que el curso anterior la bibliografía correspondiente es la misma incluida en este texto, aunque este temario debe ser desarrollado de manera práctica; también habrá teoría pero es necesario que el alumno deguste la mayoría de vinos posibles.

La integración de estos cursos al Sistema Educativo Nacional sería de gran ayuda para fomentar el consumo de vino en los hogares mexicanos y deje de ser una bebida de ocasión para ser algo cotidiano en cualquier comida o cena.

Los profesionales del servicio restaurentero deben saber de todos los elementos para hacer una recomendación adecuada al solicitar una botella de vino. Siempre y cuando estos empleados tengan la preparación adecuada y hayan estudiado para ello.

En caso de no tener personal con instrucción escolar entonces se deberá de implementar un curso para que las personas responsables puedan hacer las sugerencias adecuadas a los clientes y comensales. Es obligatoria la preparación del personal que labora en los restaurantes para que sean ellos quienes fomenten las prácticas de la cultura del vino en dichos establecimientos.

4.4 RECORRIDOS A CRIADEROS DE VINO Y DEGUSTACIONES GRATUITAS.

Los resultados obtenidos en la investigación de campo nos dieron un par de recomendaciones muy importantes, por un lado, las compañías fabricantes deberían de realizar recorridos a los criaderos y bodegas donde reposan las barricas con vino; en otro extremo solicitaron una propagación de degustaciones gratuitas en lugares de asistencia común al público en general.

Los recorridos a los criaderos y bodegas se convierten en una situación importante porque los clientes se relacionan de manera directa con los fabricantes, así conocen la fabricación y calidad de los productos mexicanos al comprobar personalmente su proceso.

La degustaciones son una situación normal dentro de los centros de abasto de la Ciudad de México, en los mercados populares se hace al igual que en los grandes almacenes de prestigio. Todo tipo de productos son ofrecidos a la gente asistente al lugar, frutas, panes, sopas y un largo etcétera. El vino podría caber en esta situación, no importando si en una tienda departamental o un restaurante de nivel medio.

Combinando las dos situaciones los fabricantes y distribuidores de vino podrán acercarse al público y posicionar los productos mexicanos en un sector donde las bebidas importadas tienen acaparado el mercado de calidad. Los vinos mexicanos no obtienen ese grado ante la sociedad el país.

4.4.1 RECORRIDOS A CRIADEROS DE VINO.

Todo fabricante de vino tiene unas instalaciones que le permiten tener toda la materia prima a la mano y así realizar las contrataciones de personal dependiendo la época del año y el estado de la viña.

Los viñedos se convierten en la mayor extensión de terreno, su cuidado es indispensable para la calidad de la uva que posteriormente será vino. Son enormes extensiones donde la irrigación es fundamental. Este panorama bastará para dejar satisfechos a los visitantes.

Recorrer el lugar donde se encuentra las tolvas de fermentación, es básico para comprender las cantidades que puede producir una cosecha de uva. En la actualidad son maquinas con aspecto y manejo industrial, pero es necesario debido a lo extenso del mercado.

El proceso químico de la fermentación-maceración se hace en cantidades industriales en tolvas con capacidad hasta de "834 000 litros", esto al ser visitado deja una sensación de grandeza y por lógica un alta estima en la calidad del producto.

La transportación del vino fermentado a las barricas sería un espectáculo que se observaría con gusto y agrado por algún grupo de personas dentro del recorrido. Simplemente encontrarse en la bodega de barricas donde reposa el vino criándose para salir al mercado, en algunos lugares hasta es posible destapar algún enorme barril y poder catar un poco con un aditamento muy especial, una copa con un gran mango para meter dentro de la barrica y extraer un poco para degustar.

Esto es poco probable que suceda en un recorrido normal pero los propietarios pueden permitir cualquier cosa similar o colocar en un pequeño lugar, claro, con las mismas condiciones de temperatura y humedad que la gran bodega para mantener un par de barricas y ser vendidas directamente a los clientes en botellas especiales para la ocasión.

La tecnología actual permite tener una computadora cargada con programas de cómputo especiales para imprimir etiquetas al gusto del cliente. Siempre y cuando contengan el logo de la compañía y la identificación de la cosecha, los demás datos podrán ser elegidos al gusto del cliente. Todo ello en conjunto resultaría exitoso, incluso para vender una serie de productos de promoción como playeras, gorras y demás artículos, así como productos de la compañía como vinos de mesa, jugos, jaleas, etc.

Es de mencionar que la única compañía mexicana que promociona visitas a nivel nacional (Internet) es Monte Xanic, ubicada en el Valle de Guadalupe, muy cerca de Ensenada, Baja California; México. Lamentablemente al encontrarse a más de 3,000 kilómetros de la Ciudad de México es imposible organizar recorridos nacionales, pero si es posible hacerlo a nivel regional o incluso local.

A nivel internacional existen ejemplos de lo cotidiano e importante que puede resultar lo anterior. La familia Martínez Bufanda organiza recorridos en situaciones del año que lo permiten. También tiene una pequeña tienda donde expenden su vino a granel o embotellado y etiquetado.

También en Chile se organizan éste tipo de eventos, los viñedos Balduzzi se encuentran es esa posición desde hace algún tiempo. Son organizados en el famoso Valle de Maule, ubicados en las cercanías de San Javier, cuyos viñedos son irrigados por las aguas del deshielo de los andes. Al igual que en la Rioja, las visitas son por temporada, plantación, cosecha y fabricación.

La lejanía invitaría ha realizar concursos donde los premios consistirían en otorgar el viaje y la transportación al lugar para conocer las instalaciones y así promocionar los productos de la compañía en la Ciudad de México. Es un hecho que cerca de la Capital del país no existen viñedos con la calidad para fabricar vinos de competitividad internacional, sólo los hay en la región del Valle de Guadalupe en Baja California.

4.4.2 DEGUSTACIONES GRATUITAS

En la actualidad las cadenas de grandes tiendas departamentales han evolucionado su mercadotecnia y han cambiado radicalmente su manera de hacer promoción dentro del almacén. Los anaqueles tienen etiquetas más vistosas que invitan al cliente acercarse a ellos.

Además los fabricantes o distribuidores solicitan pequeños espacios en los pasillos de la tienda para promocionar un producto en particular. Ahí se colocan promotoras que invitan a degustarlo, de este modo enganchan al cliente para que conozca y compre el producto.

Esta es una práctica común dentro del intercambio comercial en grande tiendas departamentales, las casas distribuidoras de vinos y licores, organizan degustaciones dentro de sus instalaciones, pero lamentablemente de otras bebidas alcohólicas y no propiamente de vino.

En los dos casos en obligatorio ingresar a este mercado, los precios son contrarios para motivar el consumo de vinos mexicanos, veamos en la cadena de supermercados Wal-Mart se puede encontrar un vino alemán Oppenheimer cuesta 29.90 pesos y un vino tinto español de Rioja tiene un valor de 40.00 pesos; mientras que en el estante un Calafia Cabernet Sauvignon tiene por precio 69.90. Esto va en contra del fomento a la cultura del vino.

Sí los precios fueran reducidos, comparándolos con los importados, entonces la gente los consumirá más. Sí le agregamos a un grupo de edecanes de destapando las botellas frente a los clientes e invitando a degustar, posiblemente la gente compre más botellas mexicanas. Esta es la técnica actual y así se hace con otras bebidas alcohólicas, habría que hacerlo con vino.

Es necesario acercar los precios al grosor de la sociedad, tal vez comiencen con vinos económicos y con el tiempo sabrán disfrutar de vinos caros o de colección, pero se debe comenzar por educar a la gente. Inclusive, se podrían organizar a nivel popular eventos donde catadores demuestren el arte del vino a grandes capas de la sociedad.

Sí los clubes de vino o de gourmetes utilizaran los espacios culturales para promover la cultura del vino, unidos a grandes fabricantes que muestren y permitan degustar sus productos, entonces la cultura vinícola se podrá extender por toda la Ciudad de México y así realizar una campaña de fomento a nivel masivo.

Toda esta información tiene derechos de autor por parte de la Universidad donde se presentó el examen profesional, usarla puede acarrear actos de piratería y fraude académico.

Principal